Buscar
  • Regina

Serie "Lock your Glow" - Jalandhara Bandha

Hoy tenemos el último blog de nuestra serie “Lock your Glow”, donde hemos aprendido sobre una herramienta que profundiza nuestra práctica del Yoga. Los Bandhas sirven para conectar las distintas energías dentro de nosotros, para así encontrar nuestro centro y alinear mente, cuerpo y espíritu. Hoy te presentamos el tercer y último candado, pero primero, repasemos...

¿Qué son los Bandhas?

Un Bandha se puede traducir como un sello o candado. Estos involucran ciertos músculos que no son principales en las posturas del yoga, pero tienen un papel crucial en el objetivo de la práctica. Se les considera el núcleo de la práctica Vinyasa, pues conectan directamente los beneficios físicos con los energéticos del Yoga en su totalidad. Sellan -literalmente- el esfuerzo de tus músculos con tus Chakras. Además, ayudan a contener la energía que generas en tu práctica, dejando ir y depurando tu cuerpo de lo que no necesita.

Si has estado en una clase de yoga -particularmente Vinyasa o Kundalini- seguramente has escuchado la instrucción de apretar ciertos músculos durante toda la práctica. Activarlos correctamente, junto con la respiración que pueda llevar la clase, es justo lo que hará que la práctica sea renovadora y vital en lugar de drenar energía.


El tercer Bandha

Te presentamos el Jalandhara Bandha, también conocido como “La Llave de la Garganta”. Su nombre en sánscrito se puede traducir como una red de tracción hacia el cielo. Se relaciona directamente con el Quinto Chakra (Vishuddha), o sea que involucra los músculos, huesos y nervios del área de nuestro cuello. Sus beneficios se notan en el sistema respiratorio y circulatorio, así como en las glándulas tiroides y pituitaria. En el Gheranda-Samjita, un texto clásico en el Hatha Yoga, se dice que este candado previene el envejecimiento y puede aplazar la muerte.

Se puede activar comprimiendo la garganta: inhalando y reteniendo el aire en los pulmones mientras se intenta pegar la barbilla al esternón. De esta forma se contraen los músculos del cuello y se estiran las cervicales. Al contrario del Uddiyana Bandha, debe de ser imposible respirar normalmente desde aquí. Ese es justo el sello. Tal vez suene complicado, entonces te recomendamos empezar despacio. Intenta retener el aire por 2 segundos e ir duplicando el tiempo poco a poco, hasta poder llegar a 10 o más segundos en este candado. Para soltar correctamente esta llave, exhala mientras elevas tu cabeza de nuevo y continúa respirando de manera natural. Para yogis más avanzados, se puede practicar en la exhalación, es decir, sin aire en los pulmones. Cuando practiques yoga, puedes activar este Bandha siempre en conjunto con tu respiración (Pranayama). Sin embargo, algunas posturas adecuadas pueden ser:

  • Padmasana (Posición de loto)

  • Tadasana (Postura de la montaña)


Este Bandha, además de ayudar a prevenir enfermedades metabólicas y respiratorias, conecta nuestra voz interior con la voz de nuestro “Yo superior”. El estiramiento que se hace con la nuca y las cervicales libera tensión de nuestra espalda casi de manera inmediata. El trabajo empleado con la respiración permite controlar el flujo sanguíneo y la correcta oxigenación en el cuerpo físico.

Recuerda que no tienes que ser de un nivel experto para empezar a incorporar un Bandha a tu práctica. Con tan solo intentarlo, tu cuerpo mental, físico y espiritual se irán familiarizando con ellos. Espero hayas aprendido un poco más sobre el mundo del yoga junto con nosotrxs. En el equipo Glow, creemos que nunca vamos a conocer algo en su totalidad pues, ¡siempre hay algo nuevo e increíble por descubrir! Nos vemos en el siguiente blog.


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo