Buscar
  • Regina

¡Sí puedes tener todo en la vida!

Actualizado: 9 de ene de 2020

“Para hacer un sueño realidad se empieza desde lo que ya tienes, no desde lo que estás esperando a tener” -T.F. Hodge




Cierra los ojos un momento e intenta recordar cuántas veces te has quejado de algo hoy. Fíjate si has dicho frases como “no tengo”, “me falta”, “quisiera”, “no hay”. No te sientas culpable si han sido muchos, solo intenta recordarlos. ¿Listo? Es completamente normal quejarnos y resaltar lo que no nos gusta, ¡al final del día somos humanos! Pero, ¿qué pasaría si fuera diferente?


Cuando pensamos en abundancia, generalmente, nos imaginamos a alguien con todo lo que necesita y con todo lo que siempre deseó tener. Probablemente es alguien que siempre está feliz, sin problemas financieros y viviendo su vida plenamente. Digamos que nos imaginamos a alguien con muchas cosas materiales y una gran felicidad. Puede parecer una gran fantasía y algo muy difícil de alcanzar pero, la realidad es totalmente lo contrario: la clave está en la manera en la que vemos lo que nos rodea. Para empezar, hay una gran diferencia entre “necesitar” y “querer”. Nuestras necesidades son básicas, algo indispensable para que vivamos en bienestar. Por otro lado, lo que “queremos” son deseos o algo que queremos conseguir solo porque nos pareció agradable. Teniendo esto en mente va a ser más fácil cambiar nuestra perspectiva porque, lo más probable, es que esos pensamientos de queja que recordaste son por cosas que deseas y no que necesitas. Si yo pienso que me hace falta algo, estoy dirigiendo mi atención a eso y me olvido de todo lo demás que ya tengo ahora.


Si nos fijamos en lo que ya tenemos, automáticamente lo que no tenemos se hace menos.

Podemos querer muchas cosas y, es sano tener esa ambición de conseguir metas, tener nuevas experiencias y trabajar para lograr todo lo que nos proponemos. Sin embargo, enfocándote en lo que te falta, hará que nunca estés satisfecho, aún cuando ya tengas esa casa enorme, ese coche increíble y esa pareja ideal. Te proponemos intentar reemplazar esos pensamientos por una frase en positivo. La abundancia va muy de la mano con la gratitud, así que cada que desees tener algo, acéptalo y recuerda algo que ya tienes hoy, algo por lo que estés agradecido. Cuando te das cuenta que ya tienes todo lo que necesitas, estás reconociendo que ya hay abundancia en tu vida y atraerás aún más abundancia. Verás que si se puede tener todo, tanto lo que necesitas como lo que quieres, únicamente cambiando la manera en la que vemos lo que nos rodea. Los sueños sí se cumplen porque los pensamos y todo lo que pensamos crea nuestra realidad. Piensa en todo lo que has logrado y lograrás más, piensa en cuánto has fallado y muy poco va a cambiar. ¡Cuéntanos tu experiencia haciendo este cambio!


Keep spreading the light,

Glow Yoga

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo