Buscar

Relaciones Sanas

Si buscas una "media naranja", siempre sentirás que te falta otra mitad...

Dicen que las personas somos como espejos, pues la gente que te rodea refleja algo que ya hay en tí. Asegurarte de que tu círculo social es el mejor para tí es una parte crucial de nuestra vida, pues es lo que nos da un sentido de pertenencia y apoyo. Relacionarnos con otrxs es una necesidad humana y, aquí en la comunidad Glow, le llamamos tribu porque es aquel grupo donde nos sentimos en casa. Hoy quisiera hablar contigo de cómo mejorar nuestras relaciones con los demás, ya sea en tu trabajo, en tu casa o con una pareja, porque la esencia de cómo somos allá afuera está definida por cómo somos con nosotrxs mismxs.

Piensa en cómo sería tu amigx o pareja ideal; más allá de aspectos físicos, intenta describir su forma de pensar, sus ideales y cómo te gustaría que te tratara. Ya que lo tengas bien definido, te invito a preguntarte: ¿así te tratas a ti mismx? Probablemente pienses que la relación contigo es muy distinta, pero la verdad es que tu conversación interna y tu percepción personal ayudará mucho a decidir cómo te habla y te percibe alguien más.

“Tus relaciones son tan sanas como lo seas tú”- Neil Clark Warren

Hay que resaltar que aquí no estamos buscando ser una persona perfecta, o sea una que siempre haga las cosas bien, siempre sea asertivx y que siempre esté dispuestx. Al final del día, nadie es perfecto y no es muy congruente desear a alguien perfecto si ni siquiera lo somos nosotrxs. El fin es aceptar todas las cualidades y virtudes de ti mismx: lo bueno, lo malo, lo que no te gusta admitir y lo que te da orgullo. Solo fijándonos por completo en cómo somos, es que podemos cambiar el panorama de quién nos rodea. Esto es parte de la ley de la atracción: el mundo exterior solo refleja tu mundo interior.


Entonces, ¿cómo puedo empezar?

Es importante recordar que nadie puede dar lo que no tiene, mucho menos exigirlo de alguien más. Así es que, como en los aviones, el primer paso es asegurarte de que te pongas tu mascarilla de oxígeno primero antes de ayudarle a alguien más. Puedes hacerte preguntas como:

  • ¿Cuáles son mis prioridades?

  • ¿Qué cosas me gustan de mí?

  • ¿Qué cosas no me gustan de mí?

  • ¿Cómo me gusta recibir amor?

Recuerda siempre contestarlas desde la compasión e intenta no juzgar tus respuestas; permítete ser auténticx. Una vez que definas éstas empezarás a conocerte y, así, será más claro ver qué cualidades de otrxs resuenan contigo.

Después, libera expectativas que tengas sobre ti. Reconoce que eres un ser humano que, te guste o no, vas a fallar a veces, pero eso no significa que no puedas ser mejor o que no intentes superarte. De la misma forma, poner expectativas sobre otra persona podría solo traer decepciones, pues estarías intentando que quepa en un molde donde no pertenece. Dejarte a ti ser tú mismx, te dejará ver a los demás tal como son, para que juntos puedan acompañarse a crecer como personas compartiendo lo maravilloso de la vida.


Lo más importante es darte todo aquello que buscas a ti primero, de otra forma, lo buscarás en alguien más siempre y ahí es cuando algo se vuelve “tóxico”. Tu eres responsable de tu bienestar y solo tú puedes darte todo lo que necesitas de la forma que quieres. Cuando aprendas a amarte, le enseñas a todxs los demás a saber cómo amarte.


Keep spreading the light

Regina de Glow Yoga

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo