Buscar
  • Regina

¿Qué es Forest Bathing?

"No hay medicina que tenga mayor influencia en tu salud, mas que caminar en un hermoso bosque." - Qing Li

Se escuchan los perros ladrar en la distancia. El sonido del viento entre las hojas es más obvio que nunca. Los pájaros vuelan bajito y juegan cerquita de ti mientras alzas tu mirada hacia el cielo entrando a un Kapiasana. Inhalas y puedes sentir cómo entra a tus pulmones un aire distinto, uno fresco y lleno de oxígeno. Exhalas y, de alguna manera, tu práctica se siente distinta. Como si así debió haber sido siempre.

Este martes, Glow Yoga compartió una práctica completamente segura al aire libre. En medio de árboles, ardillas y tierra, pudimos compartir el yoga con algunos alumnos y con la naturaleza. La idea nació basándonos en una ciencia llamada Baño de Bosque, Forest Bathing u, originalmente, Shinrin-Yoku. Un estudio que empezó en Japón desde hace décadas y que ha demostrado el efecto medicinal tan grande que puede traer el estar por solo un rato en la naturaleza*.


Pero, ¿cómo funciona?

Los seres humanos venimos de la naturaleza, o sea, que hemos evolucionado de ella y con ella. Desde que se conoce de nuestra existencia, hemos estado en conexión. Todo lo que necesitamos para vivir lo encontramos ahí: comida, agua, aire, refugio y demás. Es por esto que, biológicamente, tenemos un profundo instinto de estar cerca de la naturaleza.

Técnicamente, las plantas producen compuestos llamados Fitoncidas. Estos son partículas orgánicas que funcionan como su protección, alejando bacterias u hongos dañinos. Donde sea que haya muchos árboles, encontraremos Fitoncidas en el ambiente ya que los podemos oler. Estos aceites le dan ese perfume característico que cada árbol tiene, pero además, nos traen miles de beneficios.

  • Reduce hormonas del estrés (cortisol, adrenalina)

  • Mejora el estado del humor

  • Fortalece el sistema inmune y nuestras defensas

  • Promueve los procesos de descanso y recuperación. En un estudio con personas que caminaron por 2 horas en un bosque, se vio que su tiempo de sueño profundo aumentó en 15% esa misma noche.

Y, ¿Cómo me doy un Baño de Bosque?

No te preocupes si no hay un bosque cerca de donde vives. Tan solo encuentra un parque, tu jardín o cualquier sitio donde haya césped y muchos árboles. Procura poner cualquier electrónico en silencio para que no te distraiga y deja que tu cuerpo recuerde lo que es estar en su hogar. No es necesario que hagas ejercicio, ni tienes que hacer tu rutina aquí. Simplemente ponte unos zapatos cómodos para caminar y comienza. La clave es conectar todos tus sentidos en esta caminata: observa cada cosa que encuentres, intenta oler todo lo que haya en el ambiente, busca los sonidos más obvios y los más lejanos. Si quieres, puedes detenerte y descansar en una banca mientras captas toda la naturaleza que te rodea. Si vives en la ciudad, es normal que haya más distracciones de las esperadas. Tal vez haya mucha gente o mucho ruido, pero no significa que lo estés haciendo mal. El punto es estar cerca de los árboles, del césped, de los animales y lejos de todo lo artificial. Se recomienda practicar de 1 a 2 horas, pero puedes dividir este tiempo en bloques si es necesario.


Hay miles de maneras de estar cerca de la naturaleza, comenzando por tener una plantita en tu casa. Si no quisieras ir a caminar, puedes simplemente sentarte en el parque, tener tu ejercicio diario ahí, meditar o hasta hacer yoga. La clave solo es estar presentes y recordar con nuestros sentidos que la madre tierra es maravillosa. Nos brinda tanto y está más cerca de nosotros de lo que pensamos. En Glow Yoga estaremos añadiendo nuestra práctica en algunos parques de la Ciudad de México. De esta forma podremos guiarte en tu conexión con la naturaleza. ¡Te invitamos a probarlo!


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga


*Si quisieras aprender más sobre Shinrin-Yoku, te recomendamos este bello libro.

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo