Buscar
  • Regina

Productividad Consciente

“La vida es un reto contigo mismx, no con lxs demás. Así que si quieres ganar, debes hacértela fácil” -Darius Foroux

En nuestra cultura moderna, ser productivx es lo mismo a tener éxito. Es muy común que admiremos a alguien que trabaja muchísimo todos los días y casi siempre está ocupadx. Claro que para poder lograr metas, tener ingresos y llegar a donde soñamos necesitamos trabajar y echarle ganas. Sin embargo, no siempre la persona que trabaja muchas horas es la que llega más lejos.

Hoy quiero proponerte cambiar la creencia de que ser productivx es lo mismo a ser exitosx. Aun más importante: la productividad no sólo es moverse y terminar lo que hagas; la productividad incluye el descanso y recuperación. Todo en exceso termina siendo contraproducente así que, no te enfoques en la cantidad de tiempo, sino en la calidad de lo que hiciste durante. El truco está en que le demos la misma importancia que le damos a las horas laborales a las horas de descanso. De otra forma, lo único que lograremos es estrés y agotamiento severo.


¿Cómo saber si estás agotadx?

Puede ser que ya estamos acostumbrados a sentirnos con cansancio, así que no te preocupes si te identificas con todo lo siguiente. ¡Lo importante es darnos cuenta!

  • Se te olvida todo. Te sientes distraídx e intentas hacer varias cosas a la vez sin lograr algo al 100%.

  • No hay motivación. De pronto todo te da igual o no sientes algo particular por tu trabajo, escuela o lo que antes te gustaba hacer.

  • Te duele todo. Con frecuencia tienes dolor de cabeza, espalda o cuello. A veces solo estás cansadx pero, cuando duermes, no te ayuda mucho.

Si tienes estos síntomas (u otros más), lo más probable es que lleves tiempo muy enredadx en tu trabajo/escuela. Sin embargo, siempre estás a tiempo para hacer cambios que mejoren tu bienestar. Recuerda que tú tienes el control sobre lo que hagas, no al revés.


Pasos para incorporar tu descanso

  1. Descubre qué te relaja. Es normal que, por aquí tengas un “break”, cheques tus redes sociales inmediatamente, pero esto no necesariamente es darte un descanso. Hay mucha información, juicios y distracciones en el internet. Puedes intentar cambiarlo por algo que, al finalizar, te haya mejorado el humor y te haga sentir refrescadx. Ejemplos: dibujar, escuchar música, leer...

  2. Decide a qué hora, por cuánto tiempo y… respétalo. Así como no puedes faltar a una junta importante, no puedes faltar a tu tiempo de descanso. Pon un espacio específico en el día para tí y no te falles.

  3. Observa. Si de verdad crees que es imposible agregar un espacio en tu día para tí, probablemente necesites hacer otros cambios en tu vida. ¿Tu trabajo/estudio de verdad te llena? ¿Hay algo que estés guardando y no hayas podido procesar emocionalmente? Hablar con alguien siempre ayuda, no estás solx. (En serio)

Administra tu energía, no tu tiempo.

El descanso no es algo que se gana. Normalmente, trabajamos demasiado para que al final tengamos unas “merecidas vacaciones”. ¡Esto simplemente crea más estrés! Para cuando llegue el momento de descansar, puede ser que ya haya un agotamiento acumulado que no permite relajarte por completo. El descanso y la recuperación son algo necesario y van mucho más allá de dormir 8 horas. Cambiar el enfoque de cuidar tu tiempo a cuidar tu nivel de energía, hará que seas más productivx sin poner tu salud en juego. ¿A tí cómo te gusta relajarte? ¡Nos encantaría que nos compartieras!


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lunes a Sábado

8:00 - 20:00

55 1802 5276

Transforma tu vida .

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle