Buscar
  • Regina

Lo Bueno de Saber Esperar

Actualizado: 21 de dic de 2020

¿Sabías que la palabra “paciencia” viene del latín que significa “sufrir"?

Hoy tenemos todo al alcance de nuestras manos. Lo que sea que queramos hacer se puede lograr inmediatamente. Si se acabó la leche, puedes comprar más enseguida, si estás aburridx, puedes abrir una app para jugar o ver una serie, si extrañas a alguien, puedes marcarle y platicar cara a cara en menos de un minuto. Ya existen herramientas que nos dejan automatizar todo pero, cuando algo requiere de más tiempo nos frustramos a la primera.

Hoy me gustaría platicar de cómo en esta sociedad ya nos acostumbramos a tener todo en el menor tiempo posible. Buscamos maneras de hacer que las cosas sucedan más rápido y así ahorrarnos tiempo o incomodidades. La tecnología que nos ha ayudado a lograr esto no tiene nada de malo, pues solo es una herramienta más que puede aportar beneficios increíbles a nuestras vidas. Sin embargo, un efecto importante es que hemos comenzado a perder la noción de tener paciencia.

A todxs nos ha pasado que al no ver cambios en un corto plazo, nos empezamos a desesperar. Es completamente normal ya que es difícil creer en algo cuando no lo podemos ver físicamente y, así funciona nuestro cerebro. Pero la verdad es que nada nunca pasa de la noche a la mañana. Parece ser que sí, porque cuando entramos a cualquier red social y vemos muchxs yogis con un cuerpo súper fit o vemos la nueva casa que unx influencer decoró, no vemos el esfuerzo detrás. Nosotrxs solo le damos “like” a los resultados, pues casi nadie publica los meses que tomó de trabajo o las fallas que tuvo que aguantar antes de lograrlo.

"La paciencia es aceptar con calma que las cosas pueden pasar en un orden diferente al que planeamos." -David G. Allen

Es irónico porque la única manera de desarrollar la paciencia es teniendo que esperar algo que deseamos mucho. Esto comprueba cómo la única manera de mejorar y de seguir transformándonos como personas es a través de la incomodidad. Estos momentos retadores pueden ser dolorosos, tal vez hasta nos cause sufrimiento. Pero crecemos cuando encontramos esa comodidad dentro de lo incómodo.

No tener paciencia no es otra cosa más que querer tener control de todo, olvidando que todo tiene su tiempo para desarrollarse. Nos peleamos internamente con algo que no podemos cambiar y eso es igual de frustrante como intentar agarrar las nubes. Cuando soltamos esta negación, podremos comenzar a fluir con la vida en vez de cansarnos llevándole la contraria.

Tendemos a estar acostumbrados a ver el tiempo como algo lineal: empezamos en el punto A y es una línea recta al punto B. La realidad es completamente lo contrario: es un proceso. Tiene subidas, bajadas, retrocesos y momentos ligeros. Cuando pensamos que tenemos todo planeado, el universo nos da los retos necesarios para poder transformarnos en la mejor versión de nosotrxs mismxs. Solo cuando hacemos las paces con esto es que veremos todo como una oportunidad, en lugar de un obstáculo. Cada experiencia o situación puede sumar una enseñanza a nuestras vidas, sólo si nos permitimos recibirla.

Así que al final, a todxs nos toca aprender a ser pacientes queramos o no. Cualquier cosa lleva tiempo, pero está en nosotros cambiar la perspectiva de esta espera. Podemos odiarla y hacerla tediosa, o podemos darle la bienvenida como un paso más para llegar a aquello que más queremos. Nuestro tip: recuerda que la ansiedad y la frustración llegan cuando insistimos en vivir en el futuro. Trae tu atención al presente, a eso que está pasando en este preciso momento. Te aseguro que todo está bien. Todo llegará a la perfección, averiguarás cómo solucionar eso, lograrás esa meta. Cuando hacemos nuestra parte y dejamos que el universo haga la suya, todo fluye mejor de lo que podemos imaginar.


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lunes a Sábado

8:00 - 20:00

55 1802 5276

Transforma tu vida .

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle