Buscar

Liderazgo Consciente

“Si tus acciones inspiran a otrxs a soñar más, aprender más, hacer y ser más, entonces sabrás que eres líder.” -John Quincy Adams

¿Conoces la diferencia entre una/un buen jefe y una/un mal jefe? El número de personas a su cargo o qué tanto trabajo hace o la cantidad que gana a la quincena no tienen nada que ver con esto. La diferencia está en su habilidad de liderazgo: no en el qué hace, más bien en el cómo lo hace. Es por eso que cualquiera puede llegar a tener un mando alto, pero muy pocxs llegan a ser líderes.

Y ahora es cuando me preguntas, ¿por qué estamos hablando de esto aquí si el blog trata de espiritualidad y mindfulness? La primera razón es porque cada vez, Glow va teniendo más y mejor presencia en empresas mexicanas, además de que, como emprendedoras, nos encanta platicar de estos temas. La segunda, y más importante, es porque una característica fundamental de una/un líder es ser consciente, o sea, practicar mindfulness.


¿Por qué es importante practicar mindfulness para el trabajo?

Cualquier persona puede ser líder, sin necesitar tener un cargo alto o ser una autoridad ejemplar en la empresa, así que esto aplica para cualquiera que trabaje: tener o no tener una práctica de mindfulness impactará positiva o negativamente a todas las áreas de tu vida. Así es, todas las áreas de tu vida. Juntando esto con el hecho de que pasamos casi un tercio de nuestras vidas trabajando, esto nos dice que nuestro empleo es una parte esencial. Así que si tienes la oportunidad, ¿por qué no llevar el mindfulness al 100% de tu vida?


¿Cómo puedo ser más consciente en mi trabajo?

  1. Conecta tu práctica con tus horas de trabajo. Una/un líder hace lo que dice y dice lo que hace, buscando ese balance en su vida personal y profesional. Encuentra cómo conectar todo lo que aprendes en ambas partes de tu vida.

  2. Resalta lo bueno que veas en tus equipos. Dicen que eres el reflejo de las 5 personas más cercanas a tí. ¿Qué significa para ti aquellxs con lxs que trabajas? ¿Qué puedes aprender de ellxs?

  3. Predica con el ejemplo. No tienes que sugerir nada u obligar a nadie, sólo hazlo tú y deja que las acciones impacten. Poco a poco verás el cambio duradero: de adentro hacia afuera.

  4. Respeta tus tiempos. Así como no faltarías a tu trabajo, no faltes a tu práctica diaria. Despeja tus prioridades y haz lo que es mejor para ti.

  5. Colabora. Aún cuando cada quien tenga sus objetivos, en el trabajo hay metas colectivas y, al final del día, todxs somos personas buscando lo mejor para nosotrxs mismxs. ¡No tenemos por qué hacerlo solxs!

Muchos líderes conocidos alrededor del mundo, como Jeff Weiner (CEO de LinkedIn) o Arianna Huffington (co-fundadora de Huffington Post), han hablado sobre cómo incluyen alguna práctica de salud mental a sus rutinas diarias. Ellxs son solo algunxs de los líderes que demuestran con sus acciones, cómo no sólo es posible, sino necesario, el fusionar tu espiritualidad y tu salud mental al trabajo. ¿Quién en tu trabajo te inspira a continuar siendo una/un gran líder?


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo