Buscar
  • Regina

La Fuerza de tu Intención

"Cuando tienes claridad en tu intención, el universo conspira contigo para que suceda" - Fabienne Fredrickson

Todos soñamos con una vida ideal. Nos imaginamos cumpliendo nuestras metas y logrando todo lo que queremos. Sin embargo, esta idea de vida solo es una ilusión. La verdad es que tu vida ideal no es un destino al cual llegarás un día. Es, más bien, el conjunto de días ideales lo que crean la vida que tanto imaginas para ti. Todo está en tomar acción y, de manera más profunda, tener claro el “por qué” y “para qué” de cada momento que vives. Tu rol en el mundo es más importante de lo que crees: cada decisión que tomamos tiene un efecto. Está en nuestra intención el que sea uno negativo o positivo.


¿Qué es una intención?

Es la que define el “por qué” y “para qué” de cierta acción. Le da un propósito a lo que hagas, digas o pienses. Mientras más clara sea la intención, todo lo que forma parte de tu vida tendrá más sentido. La intención le da un significado mayor, haciéndonos más conscientes de nuestro papel tan importante en este mundo.

Podemos tener muchas intenciones distintas: desde cuál es tu propósito al tomar una taza de café hasta cuál es tu propósito de vida. El punto principal de una intención es que cada momento valga, creando un trasfondo y un poder mucho más allá de lo superficial. Además, tenerla presente es lo que te impulsará cuando las situaciones se vuelvan difíciles, pues hará que tus esfuerzos valgan la pena.

En el Yoga, por ejemplo, se fija una intención al principio de la clase. Este Sankalpa (su nombre en sánscrito) le da un enfoque a la energía que generes durante tu práctica. Cuando estés cansadx o te sea complicado continuar con la clase, recordar tu “por qué” te puede dar una razón fuerte para seguir.


¿Cómo defino mi intención?

Lo ideal sería que antes de hacer cualquier acción, te tomes unos segundos para definir qué quieres lograr con ella. Claro que es difícil recordarlo y no siempre hay tiempo suficiente. Por eso es recomendable que cuando inicies tu día - meditando, al tomar tu café mañanero o desayunando - le des una intención que abarque todo lo que vayas a hacer.

Lo más importante es que sea específica, pues así es más fácil visualizar el efecto que generas cuando terminas. Para comenzar a crear tu intención puedes preguntarte lo siguiente:

  1. ¿A qué o a quién quiero mandarle mi energía?

  2. ¿Qué efecto o consecuencia quiero que tenga esta acción?

  3. ¿Qué voy a aprender de esto?

Responder una o todas te ayudará a saber si de verdad quieres hacer esa acción y a estar más consciente de ello.


Tu verdadera intención viene desde lo más profundo y puro de ti. Tu verdadero yo sabe qué es lo que más necesita y conoce qué es lo mejor, así que una intención es clara y completamente realista. Puede pasar que nos ponemos una expectativa enorme y queremos cambiar al mundo entero en solo un día. Esto solo hará que nos abrumemos y al final no logremos nada intencionalmente. Si quieres tomar un café y ver un episodio de tu serie favorita porque tu intención es darte un descanso y divertirte, ¡este es un gran “por qué”! Observa más allá: si logras darte una pausa y disfrutarla, te sentirás con más energía, podrás ser más productivx y hasta puede mejorar tu humor, contagiando a los que estén cerca de ti.

Recuerda que, como dice Eckhart Tolle: no hay nada más ni mejor que puedas hacer, que simplemente ser tú aquí y ahora.

Teniendo tu intención presente, tu vida se convierte en una ofrenda y todo lo que te rodea se beneficiará de tu energía. Así es como te conviertes en un canal por el cual se difunde la luz.


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lunes a Sábado

8:00 - 20:00

55 1802 5276

Transforma tu vida .

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle