Buscar

¡Déjate Brillar!

Cuando sabes que tienes el sol adentro de ti, no importa si afuera está lloviendo...

En estos blogs, siempre mencionamos lo maravillosa que es tu luz interior y cómo puedes confiar más en tu brillo. Hemos platicado cómo encontrarla y cómo compartirla con otrxs, así como reconocer la de alguien más (Namasté, ¿recuerdas?) Pero, seamos honestxs, no todos los días brillamos igual. La vida es un proceso y lo único constante es el cambio, así que es normal que unos días sientas que brillas más que otros. Sin embargo, así como el sol o la luna, nunca desaparece, solo cambia de fase. A veces nos damos cuenta que estamos vibrando bajo o que no estamos pudiendo brillar como quisiéramos sin saber exactamente por qué. Por eso hoy quiero dar un paso atrás a todo esto y contarte sobre cómo te puedes dar cuenta del estado o situación de tu luz interior.


Oye pero, recuérdame, ¿qué es mi “luz interior”?

Todxs tenemos una luz interna, una que no podemos ver con nuestros ojos, pero está ahí siempre. Es aquella parte de nosotrxs que nos conecta con el universo o un ser supremo y es nuestra verdadera identidad; es la parte más pura de ti y refleja quién eres de verdad. Todo lo que hacemos, decimos y pensamos viene desde aquí, desde lo más profundo.


¿Cómo sé si mi luz no está brillando al 100%?

Recuerda que somos la unión de cuerpo, mente y alma/espíritu. Así que se notará de distinta forma en cada una de estas áreas. Por ejemplo:

  1. Dices que “sí” cuando en realidad quieres decir “no”

  2. Van varios días que no haces algo que te divierte o te relaja genuinamente.

  3. No te sientes con energía: te cuesta trabajo dormir y ser productivx

  4. Te es difícil conectar con otrxs personas emocionalmente; como que todo se queda muy superficial.

  5. Muchas situaciones te dan miedo y dejas de hacer cosas por temor a los resultados.


Y, ¿qué pasa si no me dejo brillar?

La consecuencia puede parecer leve al principio, pero se va a haciendo más fuerte a la larga. Cada que experimentas algo de la lista de arriba, te vas alejando de quién eres, perdiendo la confianza en ti mismx, puede que se distorsione tu auto-imagen o que te llene la apatía. Esto no solo perjudica tu estado físico y mental, sino que también puede perjudicar a lxs que te rodean y, al final, al mundo entero.


El universo nunca se equivoca y la naturaleza siempre hace todo con precisión, así que no estás aquí por casualidad. El mundo necesita de tu luz, de tu verdadero ser. No te apagues por nada y recuerda que todo es un proceso: unos días serán más fáciles que otros pero, nunca dejarás de brillar.


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo