Buscar
  • Regina

Cuidar Nuestro Cuerpo

Nuestro cuerpo es ese hogar donde viviremos por siempre. ¿Cómo podemos asegurarnos de que sea un lugar agradable y sano?


Recordando lo que hemos platicado desde hace unas semanas, en yoga consideramos que una persona cuenta con tres cuerpos distintos: espiritual, mental y físico. Cada uno se trabaja diferente, pero siempre están unidos. En el blog de hoy, nos enfocaremos en nuestro cuerpo físico. Aquel que nos lleva a todos lados, el que nos ayuda a lograr todo lo que hacemos día con día. Muchas veces nos olvidamos de lo importante y valioso que es, dejándole de prestar la atención que necesita. Más de la mitad de la población en México están inconformes con su cuerpo y un gran porcentaje de ello desconoce qué medidas se pueden tomar para cambiarlo.

De acuerdo a estudios hechos en 2018, una persona promedio pasa 9 horas al día sentado. Mientras más una persona esté sentada, más se pueden deteriorar los músculos de sus piernas, los responsables de mantenernos estables al caminar. Nuestro cuerpo no está hecho para ésta postura y, la mayoría de las veces, ¡nos lastimamos sin saberlo por no sentarnos correctamente! Sumado a ésto, a veces lo criticamos. No reconocemos que es único; con sus defectos y rarezas pero, al final es perfecto tal cual es. Lo llegamos a despreciar y lastimarlo, no solo con palabras sino también con acciones. Al no darle los nutrientes que necesita, no hidratarlo y no mantenerlo activo, dejamos que se deteriore a un paso más rápido, o sea, que puede envejecer antes de lo normal. La realidad es que es más fácil de lo que parece empezar a cuidar mejor nuestro cuerpo. No es necesario comprar una membresía de gimnasio, algunas acciones que sirven de maravilla pueden ser:

  • Tomar las escaleras en lugar del elevador

  • Estacionar el coche más lejos de la entrada a propósito

  • Caminar a los lugares más cercanos a tu casa en vez de manejar/tomar transporte

  • Dar un breve paseo en un parque o calles que disfrutes

La cantidad de ejercicio recomendada es de 30 minutos al día, los cuales equivalen solamente al 2% de un día completo. ¿Verdad que no es mucho? Con ése tiempo de movimiento activo, ayudarás a tu cuerpo a aumentar su energía, reducir el estrés y la ansiedad, mantener un peso saludable, fortalecer el corazón, pulmones, músculos y, además de todo, mejorará tu estado de ánimo. No es indispensable ir al gimnasio o hacer yoga todos los días, tu práctica diaria puede incluir cualquier ejercicio que disfrutes. Encuentra la manera favorita de moverse para tu cuerpo ya sea baile, fútbol, bicicleta o artes marciales pero, al elegir uno que te guste, será aún más gratificante. Te queremos invitar a escuchar a tu cuerpo con un poco más de atención. ¿Tiene sed? ¿Está ansioso? ¿Necesita alguna comida en específico? Si no sabes exactamente qué necesita, siempre regresa a lo básico: respirar profundamente, tomar agua y tener un buen descanso. Poco a poco notarás con mayor facilidad lo que tu cuerpo quiere y podrás cuidarlo mejor. Lo más importante es agradecerle por hacer tanto por ti, por luchar para que no enfermarte y por apoyarte haciendo todo lo que logras día con día. ¿Qué mejor manera de agradecerle más que cuidarlo de regreso?


Keep spreading the light,

Glow Yoga

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo