Buscar
  • Regina

Cómo Planear tu Nuevo Año

"Llegar un fin, siempre significa llegar a un comienzo." -Oprah Winfrey

Hagamos un ejercicio muy simple, pero muy interesante. Cierra los ojos y piensa en tu postre favorito. Intenta dibujarlo con todo detalle: cómo se ve, a qué huele, cuál es su textura… después ve pensando en cómo sabe y tómate el tiempo de disfrutar cada mordida solamente con tu imaginación. Ve notando como tu boca probablemente salivó, tu humor cambió a uno placentero y tal vez, hasta sentiste satisfacción. Nuestra imaginación es sumamente poderosa, pues con solo pensar algo, nuestro cuerpo físico y emocional tiene una respuesta inmediata. No cabe duda que todo lo que pensamos se puede hacer realidad.

Generalmente, planear el año entrante es algo que hacemos todos, ya sea a mucha profundidad o no, pero vemos hacia el futuro. Quiero utilizar este ejemplo para contarte hoy cómo puedes recibir el 2021 con entusiasmo, sin que el miedo o la incertidumbre te detengan de vivirlo como quieres.

Planear tu futuro puede hacerte sentir mejor en el presente.

Ya sé, llevo muchos blogs diciendo que pensar en el futuro puede aumentar los sentimientos de ansiedad, pero déjame te explico: cualquier cosa es sana con medida. Los humanos estamos naturalmente orientados al futuro, pues somos los únicos que tenemos la capacidad de imaginar qué queremos que pase y cómo nos queremos sentir cuando logremos metas y visiones. Esta visión, según un estudio llevado a cabo en 2015, puede convertirse en un gran motivo para inspirarnos y querer seguir adelante para poder llegar a ello. Tener en mente lo que deseas puede reducir el estrés en el momento presente. La diferencia es que si ver hacia el futuro se vuelve una obsesión, nos puede abrumar y traernos únicamente preocupación o nerviosismo.


Cómo es el plan ideal

Primero, hay que recordar que el futuro siempre es incierto. Este 2020 ha sido un gran ejemplo para muchos de que todo puede pasar, pero en realidad, nunca nada nos ha asegurado lo que viene. A partir de aquí, puedes comenzar por dejar ir cualquier expectativa que le otorgues al siguiente año, no desde un punto de vista negativo, sino desde uno que te permita estar abierto a recibir lo que sea que suceda; sin prejuicios, sin negación.

Después, deja que tu mente esté en las nubes sin soltar los pies de la tierra. Probablemente ese viaje que querías hacer con todxs tus amigxs no será posible pronto, pero hay muchísimas cosas más que puedes lograr. ¡Poner algo en pausa no significa que nunca va a suceder! Puedes utilizar esto a tu favor para re-acomodar el orden de lo que planeas tener en tu vida, tal vez, hasta re-imaginar lo que quieres vivir. Deja a tu mente volar en las posibilidades, pero recuerda siempre aterrizarlas para no poner expectativas imposibles de cumplir, pues esto solo te traerá decepción.


Tu plan es tu propósito

Lo más importante de planear tu próximo año, es mantener la intención de todas las actividades que quieres lograr. No importa lo que hagas o logres, si nada de eso tiene una intención detrás. Más allá de lo físico o material, define cómo te quieres sentir y ten eso muy presente, pues te dará un motivo muy difícil de ignorar. Recuerda que comparar el presente con el pasado no sirve, pues eso ya pasó y no volverá, pero está en tí decidir cómo quieres vivir hoy. Un futuro maravilloso, se compone de un día, de una hora, de un minuto maravilloso hoy.


La imaginación es una semilla que puedes plantar para cosechar una realidad, así que no tengas miedo de imaginar todo lo que quieres porque, tan solo con pensarlo, ya lo estás creando. Siente todo aquello que quieres sentir y permite que sea tu inspiración.

De todo corazón, el equipo y la comunidad de Glow te desea un increíble fin de año, así como un 2021 lleno de abundancia y armonía. No hay palabras para agradecerte por tu luz y por formar parte de nuestras conversaciones en este blog. ¡Namasté y feliz año nuevo!


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo