Buscar

Auto-sabotaje = Auto-frenarse

En un mundo lleno de obstáculos y frenos, ¡intenta ser tu mejor compañerx de equipo!

Te ha pasado que quieres hacer algo porque sabes que es beneficioso para tí pero, ¿de una u otra forma no logras empezarlo? O piensa si, ¿en este momento hay algo que llevas días sin poder terminar? Estoy segura que te ha pasado al menos una vez en tu vida y muy probablemente le llames procrastinar. El tema es que, alargar y aplazar eso que sabes que es beneficioso para tí, es un síntoma de algo mayor; por eso, hablar de auto-sabotaje puede llegar a ser difícil y profundo, porque es un problema raíz.

Problema raíz: un tema con causas arraigadas a la mentalidad, que requiere de exploración y profundidad para tener una solución holística y duradera.

Por esto mismo, el auto-sabotaje se encuentra de muchísimas formas, con distintos niveles y varios efectos. Hoy quiero ayudarte a identificar cómo se manifiesta en tu vida, para que así puedas reconocerlo y empezar a sanar.


¿Cómo saber si me auto-saboteo?

Primero, debo decirte que no es tan obvio saberlo. Como es un problema raíz, puede confundirse con otras situaciones o conductas pero, aquí te enlisto algunas para que les eches un ojo si te identificas:

  1. Procrastinar. Como lo mencioné arriba, posponer actividades por cualquier excusa, llevándote a sentir aburrición o frustración más adelante.

  2. No terminar lo que empiezas. Comenzar algo con emoción e irlo abandonando, intentando olvidarlo y perdiendo motivación.

  3. Todo tiene que salir perfecto. Como quieres que te salga a la perfección, puedes creer que te falta algo material, la habilidad, el tiempo… frenándote y dejándolo.



Con todo esto, podemos definir que el auto-sabotaje es miedo disfrazado de algo lógico o racional o, en otras palabras:

Tropezar con tu propio pie y decir que fue una piedra en el camino.

Nos auto-saboteamos cuando no nos permitimos hacer algo que queremos o sabemos que necesitamos pero, este freno que nos ponemos a nosotrxs mismxs, es un mecanismo de defensa completamente inconsciente.

Entonces, ¿qué lo causa?

Algunas de las razones más comunes son las siguientes, pero no significa que todas te apliquen. Además, es normal que experimentes de vez en cuando alguna, pero sabrás que es auto-saboteo cuando dejas que controle tu vida, aun más que tu brújula interna.

  • Baja auto-estima, no sentirse suficiente o pensar que no lo mereces.

  • Falta de control ante la situación o sentir que no puedes con ello.

  • No querer fallar y evitar cualquier cosa que se parezca a un error.

  • No estar segurx de para qué o por qué quieres hacerlo.

  • Ponerte expectativas casi imposibles o querer cumplir los objetivos de alguien más (familia, jefxs, amigxs)



Yo lo resumo en que es un miedo (o muchos) enraizados, que cualquiera de nosotrxs puede tener o experimentar, y recordemos que el miedo es esa emoción que se preocupa porque estemos bien y a salvo. Entonces, sentir miedo nos ayuda pero, dejar de hacer eso que quieres por miedo a algo que todavía ni existe, ¿te ayuda? Hoy te invito a reconocer de qué formas te auto-frenas y, perdonarte por aquellas veces que lo has hecho. Conocerte te ayuda a sanar tus heridas o, al menos, hacer las paces con ellas para liberarte de todo aquello que no te permite ser. Recuerda que si algún día necesitas hablar con alguien, ¡en esta comunidad siempre esperamos escucharte! Nunca estás solx...


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo