Buscar
  • Regina

Antes de que acabe el año...

Que nunca te falte un sueño por cumplir, algo por aprender, un lugar a donde ir, ni alguien a quien querer.

Ya casi se acaba este año, algo que probablemente muchos hemos esperado desde hace varios meses. Pero a pesar de lo difícil que ha sido este tiempo, hoy te quiero invitar a recordar que no importa lo que pase alrededor de tí, siempre puedes decidir lo que pasa adentro de tí. Por eso te comparto en el blog de esta semana algunas actividades que pueden ayudarte a cerrar este año con broche de oro y, así, comenzar el 2021 con mucha esperanza, aceptación y abundancia.

  1. Date un baño de naturaleza. Alrededor del día, encuentra espacios en tu horario para separarte de las pantallas electrónicas y tomes un poco de aire fresco. Con tan solo estar 20-30 minutos cerca de la naturaleza, podrías sentirte renovadx: con muchísima más energía y calma. Puedes salir a caminar a un parque, estar un rato en un jardín o jugar afuera con tu mascota. Si no te es posible, procura que al menos te de el sol directo y respirar aire fresco unas veces al día.

  2. Aprende algo nuevo. Despierta tu mente y tu cuerpo haciendo algo que nunca has hecho. Puede ser un deporte como yoga, correr o jugar básquetbol, tal vez algo de destreza como armar un rompecabezas, cocinar una receta difícil o pintar un cuadro. Lo que sea que quieras intentar le traerá beneficios a tu cerebro y te podrás sentir con mejor humor y aumentar tu bienestar.

  3. Empieza un diario. Escoge una libreta bonita o abre una nota nueva en tu celular donde puedas poner lo que sea: pensamientos, frases, cosas que agradeces, cosas que te llamen la atención, etc. Llevar un registro de este tipo puede ayudarte a ser más consciente de lo que haces durante el día y así, verás que logras mucho más de lo que crees. Poco a poco, estarás más presente en todo lo que te pasa y tendrás herramientas para llevar tu día como tu prefieras.

  4. Regala algo inusual. Estamos muy acostumbrados a regalar cosas materiales como ropa o juguetes y, aunque esto no tiene nada de malo, puede llegar a ser rutinario o incluso un poco impersonal. Puedes intentar agregar algo con mucho más significado como una carta, un dibujo o cualquier detalle hecho por tí. Esto puede demostrar que fue un regalo premeditado y al cual le pusiste mucha dedicación, dándole más sentimiento a ese detalle y reforzando la conexión con tus seres queridos.

  5. Escríbele una carta a tu “yo” de enero 2020. Esta actividad puede despertar muchos sentimientos, así que sé paciente y compasivx contigo. Si pudieras regresar el tiempo, ¿qué te dirías a tí mismx cuando comenzó este año? Puedes hacerlo tan simple y gracioso o tan profundo como tu prefieras, pero te puede ayudar a ver todo lo que has superado a través de este año tan único. A veces solemos enfocarnos en lo negativo, pero al hacer una recapitulación de todo, podrás ver lo resiliente que has sido. Si estás leyendo este blog hoy, estoy segura que eres más fuerte de lo que crees.

Intentar todas o algunas de estas actividades, pueden ayudarte a sentir que tienes un nuevo inicio, mucho antes de que recibas un nuevo año. Así podrás ver que la oportunidad de empezar desde cero puede ser cuando tú lo decidas; el chance de probar cosas nuevas te lo puedes dar a tí mismx. Si puedes encontrar esta luz en tí, podrás compartirla incluso sin que te des cuenta para que, de esta forma, aquellxs que crucen tu camino se inspiren a descubrir la luz que hay en sí mismxs. ¡Que tengas un feliz diciembre!


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo