Buscar
  • Regina

Actitud Positiva

Actualizado: 21 de dic de 2020

"No se encuentra una vida feliz; una vida feliz ¡se hace!" -Camilla Eyring

¡Me ha costado trabajo creer que ya es diciembre! Y, aparte, no logro decidir si este año pasó muy rápido o muy lento. Ha sido un camino difícil, incluso probablemente uno de los más complicados que hemos vivido como humanidad. Ahora, más que nunca, hemos tenido que hacer cosas que jamás nos hubiéramos imaginado, como estudiar y trabajar sólo por videollamada o usar un cubrebocas casi todo el tiempo. El fin del año se acerca y con él siempre me llega un sentimiento de nostalgia y reflexión, así que hoy quisiera compartir con ustedes algo que surgió desde el equipo Glow.

Cada persona tiene una historia que, seguramente, está llena de momentos duros, felices, interesantes o frustrantes. Pero hay algo que hace destacar el desarrollo de cualquier persona y eso es la actitud. Nadie decide dónde nacer, ni quién es su familia de sangre, pero el universo lo eligió específicamente para cada unx de nosotrxs. De igual forma, no siempre tenemos la culpa de los problemas a los que nos debemos enfrentar, ni somos los únicos a los que nos pasa todo lo malo. Cuando creemos que sí, simplemente es porque el ego nos hace creer que somos víctimas de todo y que somos nosotrxs quienes tenemos que resolverlo todo. Pero, ¿qué pensarías si te dijera que no es así?

No todo puede ser solucionado por tí: hay cosas que solo pasan aunque es complicado entender el por qué e, intentar aceptar las situaciones tal y como son, es mucho más fácil dicho que hecho. Sin embargo, lo que define el desarrollo de una persona y lo que hace a cada historia única no es únicamente la voluntad, ni que alguien sea más inteligente o privilegiado que otrx. Más bien es tener una actitud positiva ante la situación que se presente. Por otro lado, puede suceder que al decir “positivo” imaginemos automáticamente a alguien que siempre está contentx y que pocas veces se siente triste o sin ganas, pero esto solo es otro constructo que nos hemos comprado. Una actitud positiva está llena de aceptación: aceptar que sientes tristeza, reconocer que sientes frustración, saber que te está costando muchísimo trabajo pero, aún con todo eso, seguir adelante.

“Si no puedes volar, corre. Si no puedes correr, camina. Si no puedes caminar, gatea. Cómo sea, pero sigue adelante.” - Martin Luther King Jr.

Tener una actitud positiva no es algo que surge de la noche a la mañana, es algo que se va construyendo; es aprender a ver la vida con otros lentes. Te pongo un ejemplo, si se va la luz en tu casa mientras estabas trabajando puede ser algo terrible y puede causarte mucho enojo. Pero después de aceptar y dejarte sentir ese enojo, podrías notar que puedes aprovechar ese momento para platicar con algún familiar, estar con tu mascota o salir a tomar aire mientras la luz regresa. Esto es justamente el entrenar tu actitud a ser positiva: aceptar las cosas como son, reconocer lo que sientes y confiar en que, de una u otra forma, todo puede salir bien.

No te quiero mentir; la verdad es que lograr esto es difícil... pero no imposible. Como todo, se requiere práctica y, por un día que sientas que nada más no puedes, no significa que estés fallando. Confiar en tu proceso significa tomar en cuenta esas altas y bajas, esas fallas y esos logros, para así saber que estás avanzando un paso a la vez. Antes de que este año termine, te invito a preguntarte: ¿qué hiciste este año que te hace sentir orgullosx de ti mismx? Si nada llega a tu mente, imagina que se lo preguntas a tu mejor amigx, pues a veces no nos damos cuenta del impacto que podemos tener. Por más simple que parezca tu respuesta, estoy segura de que es algo maravilloso. Recuérdalo e intenta darte un reconocimiento de todo lo que has vivido y, si nadie te lo ha dicho, yo sí te agradezco por formar parte de este mundo un día más.


Keep spreading the light,

Regina de Glow Yoga

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo